miércoles, 17 de febrero de 2010

UNA VEZ MAS... NUESTRAS ISLAS

Nuestra presidenta Cristina Fernández firmó un decreto que restringe la circulación de buques entre el territorio continental argentino y las Islas Malvinas, en respuesta al inminente inicio de actividades de exploración petrolera en el archipiélago por parte de Gran Bretaña.

Todo buque o artefacto naval que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y puertos ubicados en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, o atravesar aguas jurisdiccionales argentinas en dirección a estos últimos, y o cargar mercaderías a ser transportadas en forma directa o indirecta entre esos puertos, deberán solicitar una autorización previa expedida por la autoridad nacional competente”, dice el decreto presidencial al que tuvo acceso AP.

En respuesta, el ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña dijo en un comunicado que la regulación de las aguas territoriales argentinas concierne a las autoridades de Argentina y que no afectan a las Islas Falklands (como las denominan los británicos) que son controladas por las autoridades de las islas”.

Gran Bretaña iniciará en los próximos días los trabajos de exploración de petróleo y gas en las aguas que rodean al archipiélago –que los británicos llaman Falklands–, anuncio que provocó un enérgico rechazo por parte del gobierno argentino.

Como es de público conocimiento, el Reino Unido de Gran Bretaña ha comenzado la exploración en la búsqueda de recursos hidrocarboríferos en las Islas Malvinas…Esto (por el decreto) tiene que ver con la defensa de los intereses de los argentinos, no sólo de la soberanía …sino de todos los recursos que pudieren existir”, afirmó el jefe del gabinete de ministros, Aníbal Fernández, en rueda de prensa.

La semana pasada el gobierno argentino impidió que un buque de bandera extranjera, que habría sido utilizado para transportar insumos vinculados a actividades petroleras en Malvinas, embarcara una partida de tubos de acero sin costura en un puerto de Buenos Aires.

Según informó la cancillería argentina, durante enero el barco habría operado en Puerto Argentino –la capital de las islas, que los británicos llaman Port Stanley– y que existen evidencias que indican que dicho buque habría sido utilizado para el abastecimiento de insumos vinculados a las actividades de la industria petrolera promovidas ilegítimamente por el Reino Unido en las Islas Malvinas”.

Entre los argumentos enunciados por el decreto presidencial, se destaca que el Reino Unido ocupa ilegítimamente las islas” y que la persistencia de dicha ocupación se traduce en una controversia de soberanía”, además de que el Reino Unido se niega a dar cumplimento a las resoluciones de las Naciones Unidas sobre las reanudaciones de las negociaciones”.

Argentina se ha negado a establecer una negociación con los habitantes de Malvinas, a quienes no reconoce el derecho de autodeterminación, y reclama la soberanía del archipiélago ante los organismos internacionales.

1 comentario:

manuel el coronel dijo...

Antes que nada, que bueno quedó el blog compañera.

Y esta se veía venir, tarde o temprano. Menos mal que no está Guido "osito teddy" Ditella, porque si no capaz que hasta le ofrecían ayuda para la exploración

miércoles, 17 de febrero de 2010

UNA VEZ MAS... NUESTRAS ISLAS

Nuestra presidenta Cristina Fernández firmó un decreto que restringe la circulación de buques entre el territorio continental argentino y las Islas Malvinas, en respuesta al inminente inicio de actividades de exploración petrolera en el archipiélago por parte de Gran Bretaña.

Todo buque o artefacto naval que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y puertos ubicados en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, o atravesar aguas jurisdiccionales argentinas en dirección a estos últimos, y o cargar mercaderías a ser transportadas en forma directa o indirecta entre esos puertos, deberán solicitar una autorización previa expedida por la autoridad nacional competente”, dice el decreto presidencial al que tuvo acceso AP.

En respuesta, el ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña dijo en un comunicado que la regulación de las aguas territoriales argentinas concierne a las autoridades de Argentina y que no afectan a las Islas Falklands (como las denominan los británicos) que son controladas por las autoridades de las islas”.

Gran Bretaña iniciará en los próximos días los trabajos de exploración de petróleo y gas en las aguas que rodean al archipiélago –que los británicos llaman Falklands–, anuncio que provocó un enérgico rechazo por parte del gobierno argentino.

Como es de público conocimiento, el Reino Unido de Gran Bretaña ha comenzado la exploración en la búsqueda de recursos hidrocarboríferos en las Islas Malvinas…Esto (por el decreto) tiene que ver con la defensa de los intereses de los argentinos, no sólo de la soberanía …sino de todos los recursos que pudieren existir”, afirmó el jefe del gabinete de ministros, Aníbal Fernández, en rueda de prensa.

La semana pasada el gobierno argentino impidió que un buque de bandera extranjera, que habría sido utilizado para transportar insumos vinculados a actividades petroleras en Malvinas, embarcara una partida de tubos de acero sin costura en un puerto de Buenos Aires.

Según informó la cancillería argentina, durante enero el barco habría operado en Puerto Argentino –la capital de las islas, que los británicos llaman Port Stanley– y que existen evidencias que indican que dicho buque habría sido utilizado para el abastecimiento de insumos vinculados a las actividades de la industria petrolera promovidas ilegítimamente por el Reino Unido en las Islas Malvinas”.

Entre los argumentos enunciados por el decreto presidencial, se destaca que el Reino Unido ocupa ilegítimamente las islas” y que la persistencia de dicha ocupación se traduce en una controversia de soberanía”, además de que el Reino Unido se niega a dar cumplimento a las resoluciones de las Naciones Unidas sobre las reanudaciones de las negociaciones”.

Argentina se ha negado a establecer una negociación con los habitantes de Malvinas, a quienes no reconoce el derecho de autodeterminación, y reclama la soberanía del archipiélago ante los organismos internacionales.

1 comentario:

manuel el coronel dijo...

Antes que nada, que bueno quedó el blog compañera.

Y esta se veía venir, tarde o temprano. Menos mal que no está Guido "osito teddy" Ditella, porque si no capaz que hasta le ofrecían ayuda para la exploración