lunes, 12 de abril de 2010

CLUB DALVIAN MENDOZA





Sebastián Moro

De Uno al país. El daño que produce multimedios UNO ejecutando despidos y persecuciones a los trabajadores de prensa, gracias al amparo de la Ley de Medios de Videla (repuesta por la justicia del Proceso), es coherente con la ideología de sus dueños (el cambio que promete De Narváez, el retroceso neoliberal, necesita de millones de argentinos sin empleo) pero eso sí, federal. A semejanza de lo hecho a fines de 2008 con un centenar de cesanteados en Supercanal, y otro tanto hace un mes, con las suspensiones de personal en radios cordobesas y en canal 6 de San Rafael, ahora el pulpo avasalla derechos sindicales y laborales en Santa Fe (casualmente otro eje de la ofensa judicial a los Derechos Humanos) mediante 26 nuevos despidos en LT3 y LT8. De regir la LSCA ni podrían contar con 2 AM en la misma ciudad. Claro que, socios al fin, Vila y Manzano cuentan con el apoyo del resto de los medios monopólicos. Clarín (Los Andes), La Nación, Perfil, Crítica, Cadena 3, y todas las reproductoras del mensaje imperial ningunean información, acostumbrados como están a apretar a sus propios periodistas.

De los 70 a los 90 y de allí al 2010. Parcos, tibios, ultraconservadores y con una formación intelectual rayana en la idiotez, los cuadros variopintos que Mendoza brinda desde hace décadas a la nación sólo sirven a intereses empresariales y a la pesadilla dictatorial. Jamás al pueblo, nunca a la libertad. Si durante el menemismo, el equipo de los mendocinos (Manzano, Bauzá, Dromi, Becerra, Genoud) fue el encargado de entregar el patrimonio nacional, privatizando nuestro futuro, ahora Mendoza (Mazzón, Thomas, Cassia) priva a la sociedad de una pluralidad de voces y del castigo a los genocidas y sus cómplices civiles. Golpear la LSCA, la única construida democrática y colectivamente desde 1983 ¿no es acaso una forma solapada de represión social? Mendoza, centro de la vergüenza nacional.

De la tierra del trabajo al made in Dalvian, los sectores de derecha de los 70 y los 90 se mancomunan para escapar de la justicia y construir nuevamente ruinas. Cuentan con un soldado nuevo, el señor vicedestituyente Cobos y su compadre en la traición, el diputado Enrique Thomas. Cuna de la política no positiva, los hijos pródigos de la provincia avalan la injusticia, encarnada en la jueza Pura y los vergonzantes camaristas federales Otilio Romano y Luis Francisco Miret. El complot es descomunal y las relaciones entre los saboteadores, evidentes. La extorsión misma se traza a pocas cuadras del centro de la ciudad, en el barrio privado que priva, en tierras que pertenecen a la educación de todos los mendocinos.

3 comentarios:

manuel el coronel dijo...

vamos a ver cuanto les dura compañera.

Mirna dijo...

Me interesa conocer los hechos que suceden en nuestro país y que pasan en distintas ciudades. Mas alla de todo creo que tenemos un bello país para disfrutar de todas sus atracciones y por eso estaba buscando conseguir un Hospedaje en Mendoza para pasar mis vacaciones

Anónimo dijo...

Mátense zurdos resentidos. Sigan comiendo barro y mierda. Nosotros los miramos desde los cerros.

lunes, 12 de abril de 2010

CLUB DALVIAN MENDOZA





Sebastián Moro

De Uno al país. El daño que produce multimedios UNO ejecutando despidos y persecuciones a los trabajadores de prensa, gracias al amparo de la Ley de Medios de Videla (repuesta por la justicia del Proceso), es coherente con la ideología de sus dueños (el cambio que promete De Narváez, el retroceso neoliberal, necesita de millones de argentinos sin empleo) pero eso sí, federal. A semejanza de lo hecho a fines de 2008 con un centenar de cesanteados en Supercanal, y otro tanto hace un mes, con las suspensiones de personal en radios cordobesas y en canal 6 de San Rafael, ahora el pulpo avasalla derechos sindicales y laborales en Santa Fe (casualmente otro eje de la ofensa judicial a los Derechos Humanos) mediante 26 nuevos despidos en LT3 y LT8. De regir la LSCA ni podrían contar con 2 AM en la misma ciudad. Claro que, socios al fin, Vila y Manzano cuentan con el apoyo del resto de los medios monopólicos. Clarín (Los Andes), La Nación, Perfil, Crítica, Cadena 3, y todas las reproductoras del mensaje imperial ningunean información, acostumbrados como están a apretar a sus propios periodistas.

De los 70 a los 90 y de allí al 2010. Parcos, tibios, ultraconservadores y con una formación intelectual rayana en la idiotez, los cuadros variopintos que Mendoza brinda desde hace décadas a la nación sólo sirven a intereses empresariales y a la pesadilla dictatorial. Jamás al pueblo, nunca a la libertad. Si durante el menemismo, el equipo de los mendocinos (Manzano, Bauzá, Dromi, Becerra, Genoud) fue el encargado de entregar el patrimonio nacional, privatizando nuestro futuro, ahora Mendoza (Mazzón, Thomas, Cassia) priva a la sociedad de una pluralidad de voces y del castigo a los genocidas y sus cómplices civiles. Golpear la LSCA, la única construida democrática y colectivamente desde 1983 ¿no es acaso una forma solapada de represión social? Mendoza, centro de la vergüenza nacional.

De la tierra del trabajo al made in Dalvian, los sectores de derecha de los 70 y los 90 se mancomunan para escapar de la justicia y construir nuevamente ruinas. Cuentan con un soldado nuevo, el señor vicedestituyente Cobos y su compadre en la traición, el diputado Enrique Thomas. Cuna de la política no positiva, los hijos pródigos de la provincia avalan la injusticia, encarnada en la jueza Pura y los vergonzantes camaristas federales Otilio Romano y Luis Francisco Miret. El complot es descomunal y las relaciones entre los saboteadores, evidentes. La extorsión misma se traza a pocas cuadras del centro de la ciudad, en el barrio privado que priva, en tierras que pertenecen a la educación de todos los mendocinos.

3 comentarios:

manuel el coronel dijo...

vamos a ver cuanto les dura compañera.

Mirna dijo...

Me interesa conocer los hechos que suceden en nuestro país y que pasan en distintas ciudades. Mas alla de todo creo que tenemos un bello país para disfrutar de todas sus atracciones y por eso estaba buscando conseguir un Hospedaje en Mendoza para pasar mis vacaciones

Anónimo dijo...

Mátense zurdos resentidos. Sigan comiendo barro y mierda. Nosotros los miramos desde los cerros.